Testimonio, 11 enero 2019

«Si el mundo no vuelve a Dios, sólo nos queda el fin del mundo»

«Nuestros vecinos liquidaron el país y la Iglesia sirvió como refugio; sin Iglesia no existiría Polonia»

«La gente de fe somos mayoría y podemos construir un futuro de paz y felicidad. Esta construcción se basa en los valores de Dios que nacen del Decálogo. Ésa fue la fuerza de Polonia: la fe. Una fuerza que derritió el muro de Berlín y acabó con el terrorismo»

LECH WALESA, Premio Nobel de la Paz

 Act: 11/01/19   @testimonios de fe          E D I T O R I A L    M E R C A B A    M U R C I A