Decálogo del Cerro de los Ángeles

 

Con ocasión del Centenario de la Consagración de España al Corazón de Cristo (1919-2019):

A 13 km. al sur de Madrid se encuentra el Cerro de los Ángeles, centro geográfico de toda la Hispania.

Desde hacía mucho tiempo existía en el Cerro una ermita a la Virgen, a la que se llamaba Nuestra Sra. de los Ángeles, pues María te lleva a Jesús.

Un 30 de mayo de 1919, el rey Alfonso XIII decidió que en este Cerro se consagrase España al Corazón de Cristo, y mandó erigir un Monumento conmemorativo.

El Sagrado Corazón de Jesús es el símbolo real y universal del Amor infinito de Dios al mundo.

El Corazón de Cristo es también la fuente de la Paz y la Misericordia, la Caridad y la Fraternidad para toda la humanidad.

La masonería y los enemigos de Dios se pusieron furiosos ante esta preciosa consagración que hizo España al Corazón de Jesús, y fusilaron a balazos el Monumento del Corazón de Jesús.

El año 1924 la madre Maravillas de Jesús fundó en el Cerro un convento de carmelitas, que fuese "lámpara viva" ante el Monumento, y para que España se salvara por la oración.

A los pies del Monumento del Corazón de Jesús fueron colocados 4 grupos de santos y santas, símbolo de que España debía seguir siendo misionera y defensora de la fe.

También se instaló en el Cerro un seminario para jóvenes, que quisieran prepararse para el sacerdocio y ser un día apóstoles del Señor.

10º Y, por último, fue esculpido en relieve el Corazón Inmaculado de María, sobre la base del Corazón de Jesús, y como Camino seguro de Salvación.

Gustavo Johansson
sacerdote diocesano
Director espiritual de Mercabá